Esta tarde en San Carlos de Apoquindo, se jugaba el partido pendiente por la fecha 23 frente a Palestino. El objetivo principal de la UC, era seguir aumentando la distancia con su escolta Unión La Calera, pero finalmente no pudo sumar, y ahora solo queda esperar una manito de Iquique este jueves.

El partido comenzó de manera sorpresiva ya que, con solo tres minutos de juego, el goleador de la UC, Fernando Zampedri, tuvo un fuerte choque con el arquero Federico Lanzillota, dañándole de forma inmediata su rostro con pérdida de tres piezas dentales, lo cual generó el ingreso de Nery Veloso en su puesto.

Los minutos posteriores a esta situación, fueron parejos para ambos equipos, pero los árabes aprovecharon su opción más clara a los 16′, que terminaría con un gol de Luís Jiménez, poniendo el marcador a favor de la visita, mientras que la UC, solo jugaba a los pases y pelotazos, sin mayor acercamiento al arco de Palestino.

El rendimiento de Universidad Católica no convencía a su DT quien, en los descuentos del primer tiempo, cambiaría a Juan Cornejo por el juvenil Clemente Montes, para intentar mejorar el juego en la cancha, objetivo que se vería reflejado dos minutos después con un golazo de Marcelino Núñez, quien estuvo asesorado en la jugada por “El Nacho” Saavedra. Tras esto, Católica se iba al descanso, con un empate por la mínima en la fortaleza cruzada.

El complemento del partido, se jugó de manera dinámica para la visita y el local, pero Palestino, nuevamente, sería el primero en concretar esas llegadas con un gol de Luis Jiménez, que dejó sin respuesta a Matías Dituro. Pese a ir abajo en el marcador, Universidad Católica no bajó los brazos y salió a buscar el partido.

Cuando el protagonista era la UC, es expulsado en la visita Agustín Farías por doble amarilla, lo cual le daría una leve ventaja en el juego al elenco de Ariel Holan. Esa ventaja se hace notar en el minuto 69, cuando el marcador quedaba 2-2, gracias a un autogol de Lucas Acevedo. Este resultado motivó más a Los Cruzados, que no dejaban de generar presión en el área de la visita.

Universidad Católica, cuando seguía buscando el triunfo de este partido, se ve perjudicada con la expulsión del defensor juvenil, Carlos Salomón, por doble amarilla, aunque la segunda tarjeta fue bastante dudosa para varios presentes en San Carlos de Apoquindo, generando los aireados reclamos desde la banca y desde la tribuna.

Cuando el partido ya se daba por finalizado, se realiza la primera revisión del VAR por parte del árbitro en el partido, cobrando un penal a favor de la visita, un penal que es anotado en los descuentos por Luis Jiménez y le daría termino al partido con un 3-2 en el marcador a favor de Palestino.

Pese a la derrota, Universidad Católica sigue siendo el líder exclusivo del campeonato con 58 unidades, tres puntos más que su seguidor Unión La Calera, quién con un partido menos, suma 55 unidades.