El técnico de la UC habló con el sitio de la Copa Libertadores respecto a su idea futbolística y a cómo se dan los procesos en el fútbol sudamericano.

A pocos días del reinicio del fútbol chileno, Ariel Holan conversó con el sitio de la Copa Libertadores (torneo que la UC retomará el 16 de septiembre) sobre diversos conceptos futbolísticos.

El principal se centró en el sistema de juego. De acuerdo al argentino, “para implementarlo se necesitan al menos 30 entrenamientos. Ahí, el equipo debe tener una línea de lo que vos pretendés. Pero está también la eficacia: que es cuántos partidos uno precisa para encontrar el equipo para poner en la cancha. Eso lleva tiempo. Siempre, las primeras son las más duras porque están las transiciones de distintos procesos, de entrenador a entrenador, ni mejor ni peor, diferente. Cuesta ese período de adaptación”.

Respecto a la planificación y cómo se dan los procesos en el fútbol sudamericano, el DT de Los Cruzados fue tajante. “El entrenador no siempre tiene un contrato a tres años, que sería lo ideal. Y, si lo tiene, cada semestre empieza de nuevo porque el mercado es muy vendedor. Cuando ya creés que encontraste un funcionamiento, te buscan dos o tres futbolistas que son la claves”, declaró.

Sobre el complejo arranque de la UC en el certamen continental, el trasandino aseguró que “contra Inter en Porto Alegre, el rival me vino a buscar en altura con jugadores dinámicos y yo le quebré la línea defensiva muchas veces: tuvimos oportunidades que se diluyeron por precisión. Ante América, tuvimos muy buenos ingresos a campo rival, pero nos costó de tres cuartos de cancha hacia arriba, nos faltó la posibilidad de encontrar el remate al arco”.

Holan también analizó qué pudo trabajar durante estos meses sin jugar. “Estamos contentos de que el equipo levantó muchísimo su umbral de entendimiento del sistema de juego. La vuelta nos encuentra mejor posicionados”, indicó.

Además, el ex técnico de Independiente se dio el tiempo de hablar sobre las decisiones que toman los jugadores en la cancha. “El futbolista tiene que tener plan A, plan B y plan C, pero él es el que elige. Porque es el que juega. Sobre todo a nivel sudamericano donde la creatividad es una de nuestras grandes virtudes y, también mal canalizada, es una de nuestras grandes falencias.