En la primera parte, Católica dominó el balón en tres cuartos de cancha, controlando los contragolpes de los brasileños, pero siendo poco contundentes en el área rival, no generando mucho peligro, a pesar de manejar y tener amplia posesión.

En lo más “destacado” José Pedro Fuenzalida y Luciano Aued vieron la amarilla, siendo este último el más perjudicado, ya que no podrá estar para el próximo duelo ante Internacional.

Ya con el segundo tiempo juego, solo bastaron dos minutos desde el reinicio, para que Gremio se adelantara en el marcador, gracias a la anotación de Pepê.

Católica fue al frente, y en la búsqueda de empatar, empezó a dejar espacios, que fueron aprovechados por los locales, malas coberturas de la UC y transiciones rápidas en ataque del “tricolor”, permitieron que aumentaran el marcador al minuto 63, gracias a Rodrigues.

La Franja insistió con su juego y amplitud de manejo del balón, Pinares no aparecía ni lograba desmarcarse ni armar juego, por lo que Fuenzalida empezó a centralizarse, tratando de meter nuevamente al equipo en el partido.

Gremio se cerró en el fondo, apretando a los laterales y volantes, y con el marcador a favor, sin hacer mucho, lograba conseguir en casa un resultado que le permitía llegar más tranquilo al último compromiso.

Dituro estuvo contundente en portería y tuvo poca responsabilidad en los goles, Saavedra se comió la cancha y tuvo gran despliegue, Huerta y Lanaro a pesar de los errores en los goles, lograron contener los contragolpes de los brasileños, en la otra vereda, Pinares, Puch y Lezcano poco gravitaron, y Zampedri estuvo en una isla, sin ningún balón con ventaja con el que pudiera desnivelar en el área contraria.

Holan no metió manos al equipo, y terminó con los mismos once con que arrancó el duelo, la UC dominó la tenencia del balón, pero no pudo ser efectiva ni descontar el marcador, al final, los brasileños se quedaron con el triunfo, eliminando así a Católica de Copa Libertadores.

Así, la Franja deberá buscar en la última jornada ante Internacional en casa, si se queda con el cupo a la Copa Sudamericana, pero para eso, necesita una mano de los rojos ante el América de Cali, que se enfrentan para cerrar la fecha 5 del grupo E.

De ganar ese cupo, este será un premio de consuelo para un equipo que, tras el receso por la Pandemia, mostró su mejor cara, pero que le terminaron por penar, esas dos derrotas que acarreaba consigo en el inicio del Torneo Continental.

Fotos: Conmebol