Una irreconocible Católica, fue superada en casa por Vélez Sarsfield, y no pudo sostener la ventaja del triunfo en Argentina, cayendo por tres tantos a uno, y despidiéndose de la Copa Sudamericana.

El 2 a 1 conseguido en la llave de ida, no bastó para que los dirigidos por Ariel Holan, pudieran seguir en carrera en “la otra mitad de la gloria”, y terminaron eliminados en cuartos de final, ante un Vélez que aprovechó la inconsistencia del juego mostrado por la UC, golpeándolos en el preciso momento, para quedarse con la clasificación.

La baja de última hora en la Franja de Valber Huerta, modificó el esquema de última hora, ingresando desde el primer minuto Juan Fuentes, quién en un cobro VAR, cometió un penal al minuto 17 de juego, que le permitió a la visita abrir el marcador.

Con una UC sin ideas, pero abocada al ataque, cayó otro penal cobrado por el VAR, esta vez en el área de Vélez, que Luciano Aued en los 68´, se encargó de convertir en gol.

Ya con Vélez contraatacando, llegó un tiro de Orellano al 73´, que se clavó en el lado derecho de Dituro, y golpeando fuertemente en la UC, que, a pesar de no dar pie, tenía en el portero argentino a su mejor figura, salvando en más de una ocasión el arco cruzado.

Católica aguantó, y su planteamiento mezquino terminó costando caro, ya que cuando todos pensaban en los penales, vino el gol en el 94´ de Lucero, y eliminando a la UC de la Copa.

Tras la derrota, los dirigidos por Ariel Holan se enfocarán netamente en el Campeonato Nacional, y en el apretado calendario que se viene, comenzando este sábado ante Colo Colo, en San Carlos de Apoquindo.