El ex delantero de la UC, campeón de la Copa Chile 2011, analizó con Radio de la Cato su paso por el club, sus recuerdos de ese semestre y criticó el poco manejo de la psicología que existe en el fútbol actual.

Aunque solo alcanzó a estar un semestre en Universidad Católica, César Carignano igual logró festejar un título en la segunda mitad del 2011: El de la Copa Chile, pese a que perdió la final de vuelta ante Magallanes por lesión.

En conversación exclusiva con Radio de la Cato, el ex delantero y actual escritor recordó su paso por el club, elogió a Fernando Zampedri y realizó una dura crítica a la poca psicología que existe en el fútbol.

LLEGADA A LA UC: “Fue algo muy positivo mi llegada al club. Yo venía de un buen año en la B Nacional y mi idea era volver a la Primera División de Argentina, pero ante el interés del “Tati” y la imagen de Católica no lo dudé. Desde el primer día que me trataron de forma fantástica”.

OBJETIVOS TRAS LA DERROTA EN LA FINAL DEL APERTURA: “Siempre que uno pierde una final el ánimo se golpea, y los partidos posteriores pueden ser complejos. Llegamos varios jugadores en ese momento y tuvimos el nivel de concentración y de compromiso para afrontar la situación. La filosofía de Mario (Lepe, el DT en ese momento) era ir partido a partido pero apuntando a llegar lo más lejos posible”.

DEBUT CON GOL Y LA NIEVE ANTE IQUIQUE: “La situación de la nieve fue algo absolutamente particular. No había demasiado frío, pero a la hora del partido mi familia comprendió lo que era el clima de San Carlos. Cuando un delantero se pone una nueva camiseta y convierte rápido, es un alivio. Eso te da un aplomo y una tranquilidad diferente”.

FELIPE GUTIÉRREZ: “”‘Pipe’ ya era en ese entonces un joven con un talento por sobre la media. Lo recuerdo como una persona muy tranquila y enfocada. En esos primeros partidos formamos una buena sociedad, al igual que con Matías Mier”.

TENER A MARIO LEPE COMO ENTRENADOR: “Mario no dirigía desde ese honor tan especial de ser uno de los máximos ídolos del club. Lo recuerdo como un entrenador muy cálido, profesional y accesible, al igual que el resto de su cuerpo técnico. Me quedo no solo con sus ganas de enseñar si no que de aprender, porque era su primera experiencia como técnico profesional”.

4-0 A COLO COLO EN LA VUELTA DE LOS CLÁSICOS A SAN CARLOS: “Esa victoria la disfruté por todo lo que representó para el mundo de la Católica. Los más grandes, como el “Huaso” Álvarez y el “Milo” Mirosevic lo vivieron de una manera especial. El ambiente fue muy bonito y alcancé a dimensionar lo que significó para todos los hinchas esa jornada, con un resultado que no se da siempre en un clásico”.

CORONACIÓN COPA CHILE 2011: “Los títulos siempre son bienvenidos y son un valioso premio a lo que se hizo bien. Yo no he ganado muchos en mi carrera y ese fue un reconocimiento a todo el grupo. Los primeros partidos los jugadores los más chicos y después aparecimos los más grandes. Levantar una copa siempre es gratificante, y cuando vimos a la gente feliz en la tribuna nos dimos cuenta de que el esfuerzo valió la pena”.

PRESENTE DE FERNANDO ZAMPEDRI: “El gol simboliza todo lo bueno del fútbol. Fernando desde chico que lo buscaba, y tiene una voracidad que no se ve en muchos delanteros. Fue madurando y encontrando diferentes recursos para ser un buen jugador. Ganó en lo físico, porque en su época de juvenil era muy flaco, y hoy marca diferencias en ese aspecto. Se ha potenciado y es un delantero de elite”.

EL TRABAJO DE LA PSICOLOGÍA EN EL FÚTBOL: “El fútbol sigue considerando la psicología como una herramienta para locos y no como una para mejorar. El arribo del coaching, aunque no sea algo tradicional, algo ayudó en potenciar la psicología para proteger al recurso humano en el deporte. En ningún club en lo que estuve contamos con un psicólogo. Es un trabajo absolutamente necesario, que ayudará a los futbolistas en muchos sentidos y que debe hacerse a largo plazo. No hay que olvidar que la mayoría de los niños que sueña con ser futbolista no llega a serlo, y en el sueño roto muchas veces no hay contención. En eso deberían trabajar los clubes, pero se ha visto que solo se privilegia a los talentosos y los que tienen opciones de llegar al profesionalismo”.

CONTINUIDAD DEL FÚTBOL EN LA PANDEMIA: “Lo que pasa es que el fútbol es un gran negocio, y como todos ellos no puede detenerse al 100%. Hay muchas actividades que podrían seguir con el respeto de los protocolos y los cuidados correspondientes, pero eso no ha ocurrido en gran parte del mundo. Se necesita salud física y mental para sobrellevar esta pandemia, y los futbolistas tienen la tranquilidad y felicidad de estar haciendo lo que les gusta. Eso también podría ocurrir con otras actividades”.