Católica volvió a dejar puntos en casa, y en un deslucido encuentro, sumó un empate ante Everton, y empieza a achicar la distancia con su más cercano perseguidor, el Unión la Calera.

Con gol de Gonzalo Tapia, la Franja logró un empate por la cuenta mínima ante Everton en San Carlos de Apoquindo, y a falta de cinco fechas para el final del Torneo, mantiene una ventaja de cuatro unidades sobre La Calera, quienes podrían reducir ese margen, al tener un encuentro menos.

El encuentro, empezó en desventaja para los de Ariel Holan, que, a los siete minutos de juego, ya arrancaba en desventaja, tras serias deficiencias en el fondo cruzado, que dieron licencias para que solo cabeceara Matías Leiva, decretando el 1 a 0 parcial en San Carlos.

Al 31 de juego, un centro de Fernando Zampedri en el área, es interceptado por Gonzalo Tapia, que con un cabezazo al palo izquierdo de Jhonnie Herrera, decretaba el 1 a 1.

La jugada polémica del partido, llegó a los 40, cuando en el área bajaron a Gonzalo Tapia, penal que fue desestimado por el árbitro Héctor Jona, apoyado en el VAR.

El segundo tiempo fue aburrido, Católica pudo desnivelar en una jugada de César Munder, pero el portero viñamarino ahogó el grito de gol para los cruzados.

Tras el final, y a pesar de mantener el liderato, son más las dudas que certezas las que asoman en Católica, que con la larga lista de lesionados y suspendidos, deberá preparar sus duelos pendientes ante Palestino el 25 de enero de local, y ante O´Higgins el 30 de enero como visitante, poniendo al día la lucha por el Campeonato, y esperando la programación de la fechas 32 a 34, que dirimirán al nuevo campeón.