Juan Cornejo y Gastón Lezcano anotaron para darle a la escuadra de Ariel Holan una victoria importantísima.

En la mañana del miércoles, Nicolás Ramírez (periodista de ESPN) adelantó que Edson Puch iba a ser titular en La Serena. 24 horas más tarde, señaló que Ariel Holan cambiaba el esquema a un 4-4-2 para que Diego Valencia acompañara a Fernando Zampedri en ofensiva.

Y ambas decisiones dieron notables frutos en La Portada, porque la Católica venció 2-1, fue extremadamente superior y quedó a un paso del histórico tricampeonato.

Pese a que en los primeros minutos le costó acomodarse a la presión alta de los locales, el elenco del técnico argentino salió de su largo letargo y retomó el nivel que exhibió en las semanas posteriores al retorno del campeonato.

Tuvo la apertura de la cuenta a los 7′ con un zurdazo cruzado de Puch, que contuvo de gran forma Zacarías López. A los 10′ apareció Humberto Suazo en los “granates”, pero elevó su cabezazo tras ganarle en el salto a Tomás Asta-Buruaga.

Con un Ignacio Saavedra imperial, pues no perdió un solo mano a mano en el primer tiempo, más los arranques del iquiqueño frente a un Stefano Magnasco que jamás lo pudo contener, la presencia de Aued, los desbordes de Gastón Lezcano en la derecha y el gran trabajo táctico de Valencia, La Franja le pasó por encima a su rival a partir de los 15′.

Merecidamente llegó el 1-0, aunque de un goleador para nada habitual. Luego de una falta al “Nacho”, Juan Cornejo clavó un buen tiro libre en los 25′, aunque la reacción de López fue muy tardía. 10 minutos después debió aumentarse el marcador, el “Pollo” falló en área chica.

La última de esa etapa inicial fue para la escuadra de Miguel Ponce, pero Matías Dituro estuvo muy atento ante la arremetida de Nicolás Baeza luego de un buen pase profundo de Sebastián Leyton.

Sabido es que en el fútbol puede pasar de todo, y eso se confirmó con el empate de los “Papayeros”. “Chupete” remató de zurda y Cornejo la desvió hacia su propio arco, dejando sin ninguna reacción a Dituro y marcando el 1-1 (54′). Segundos más tarde, Asta-Burugua recuperó y se metió al área. López sacó como pudo el centro de Lezcano, y el ex Antofagasta disparó por sobre el travesaño sin arquero.

“Justicia Divina” era la frase célebre del gran Julio Martínez. Y eso se dio en los 68′: Un penal no cobrado sobre Raimundo Rebolledo (de actuación impecable) derivó en un córner. Asta-Buruaga pivoteó el envío de Cornejo y Lezcano, sin marca en el segundo palo, festejó un gol que bien puede valer un título.

Después, una atajada de Dituro ante un derechazo de Suazo fue la principal aproximación en lo que quedó del duelo (81′), que contó con el retorno de José Pedro Fuenzalida para jugar los últimos 15′, en la previa de la “final” ante Unión La Calera el miércoles.

61 puntos tiene la Católica. Ganándole a los “Cementeros” en San Carlos, celebrará un tricampeonato tan histórico como merecido. ¡VAMOS CATÓLICA MIERDA!