Fernando Zampedri, de penal y con un cabezazo en los descuentos, anotó ambos goles para el elenco de Gustavo Poyet.

El año pasado, la UC de Ariel Holan comenzó perdiendo ante Cobresal en el primer tiempo, y lo dio vuelta gracias a un penal y un cabezazo de Fernando Zampedri.

Solo meses después, se repitió exactamente la misma película. La Franja remontó frente a un ordenado elenco de Gustavo Huerta con dos apariciones del “Toro”.

La visita pegó temprano, en el único remate al arco que tuvo en todo el partido: Smith metió la pelota al área y Varas convirtió con un puntazo a los 8′, tras superar la débil marca de Tomás Asta-Buruaga y la floja resistencia de Sebastián Pérez.

A partir de ahí, el duelo fue un monólogo. Con el manejo de Luciano Aued, Ignacio Saavedra y Juan Leiva, más las pasadas ofensivas de Marcelino Núñez y Juan Cornejo, Católica arrinconó a su rival, aunque sin crear mayores ocasiones de peligro.

César Deischler, de arbitraje horroroso en San Carlos, anuló correctamente un penal para Los Cruzados, y después expulsó a Francisco Ayala por un planchazo a Diego Valencia, ambas decisiones tras revisiones del VAR.

Frente a un adversario completamente replegado con 10 hombres, la escuadra de Gustavo Poyet buscó con muchos centros, y casi llegó al empate con un cabezazo desviado de Zampedri en los descuentos del primer tiempo.

Para la segunda fracción, el uruguayo metió a Felipe Gutiérrez en lugar de Leiva. Y el “Pipe” fue importante por su claridad con la pelota y para encontrar los pocos espacios que tuvo el conjunto estudiantil.

Y la Católica fue. Y fue. Y convirtió a Leandro Requena en figura, que contuvo los disparos de Saavedra, Aued y Cornejo. Además, Núñez casi la clavó en el segundo palo y Fernando Ponce bloqueó justo su remate tras un centro atrás de Puch.

Hasta que a los 73′ llegó el primer desahogo. Eduardo Farías se llevó por delante a Gutiérrez y el “9”, con una definición colocada, marcó el 1-1 desde los 12 pasos.

Recién en los descuentos, el DT charrúa volvió a meter mano con los cambios, ya que ingresaron Montes, Parot y Silva. Y fue el “Gato” el que recuperó la pelota del triunfo, la que le quedó a Valencia. El centro del “Pollo” fue perfecto y el ex Rosario Central metió un furioso cabezazo esquinado a los 95′ para la algarabía total.

15 puntos tiene el tricampeón, quedando a uno de O’Higgins en la búsqueda del tetra. Universidad Católica nunca bajó los brazos, y demostró la noche de este domingo por qué sigue siendo el equipo a vencer en el fútbol chileno.