Campeonato Nacional Primera

El elenco de Gustavo Poyet jugó un mal partido y cayó 2-3 frente a los “Pumas”.

La irregularidad de Universidad Católica con Gustavo Poyet es notoria, preocupante y, a estas alturas del año, francamente frustrante. Tras golear a O’Higgins el pasado domingo, La Franja cayó en Antofagasta.

Un mal partido desarrolló el tricampeón en el Bicentenario Calvo y Bascuñán. A los dos minutos, los “Pumas” abrieron la cuenta: Pérez dio un rebote largo tras un cabezazo de Robles y Demartini, en área chica, solo tuvo que empujarla.

Con una lentitud desesperante, sin ideas y con poquísimo poder ofensivo, Católica complicó realmente poco a la defensa local en el primer tiempo. La más clara la tuvo Gutiérrez, pero elevó su derechazo a solo metros del arco.

Marcelino Núñez nunca entró en ritmo y se le notó muy errático en el manejo de la pelota, lo mismo que al “Pipe”. Por los costados, en tanto, Fuenzalida y Valencia jamás pudieron desequilibrar.

Para el segundo tiempo, el uruguayo mandó a la cancha a Asta-Buruaga en lugar de Parot. Y el “Tomy” cometió un error a los 52′ que fue un mazazo.

Su pase atrás al “Zanahoria” quedó corto. Bello interceptó y habilitó a Jason Flores, quien con un magistral “globito” marcó el merecido segundo tanto de los anfitriones.

Buonanotte y Montes entraron instantes después, pero ninguno fue capaz de marcar diferencias ante una zaga que estuvo bien aplicada y correcta tanto en las marcas como en el cierre de espacios.

Recién a los 62′ la Católica vino a reaccionar: Zampedri, el que más intentó, fue derribado por Robles. Tras revisión del VAR, Jona cobró y el “Toro” clavó el penal en el ángulo para el descuento.

No hubo esperanza de empate, eso sí, porque las ocasiones claras sencillamente no ocurrieron. Y la que tuvo Antofagasta la aprovechó.

Figueroa, una pesadilla para la defensa estudiantil, picó tras un pelotazo a las espaldas de los centrales. Tras controlar el balón, se sacó de encima a Lanaro y definió por entre las piernas de Pérez para el 3-1 a los 71′.

El marcador se cerró con el zurdazo de Huerta a los 78′ desde lejos, el que sorprendió al “Nacho” González. Y aunque se jugaron seis minutos de descuento, Católica no volvió a inquietar.

Así, Los Cruzados cedieron la punta del certamen a manos de Unión La Calera. El domingo viene el Clásico Universitario. Una derrota podría acabar con el ciclo de Poyet al mando de la UC.