Estadio San Carlos de Apoquindo

Diego Valencia y Clemente Montes convirtieron entrando desde el banco, mientras que Marcelino Núñez fue una de las figuras en el triunfo por 3-1.

Habían rumores de que perdiendo ante Nacional, Gustavo Poyet podía renunciar. Universidad Católica venía de tres derrotas consecutivas, sin convertir goles, y el uruguayo estaba en la cuerda floja.

Todo ese mal pasar de las últimas semanas quedó en el olvido ante el campeón charrúa: La UC le pasó por encima y venció por 3-1 en San Carlos de Apoquindo, en el mejor partido de lo poco que lleva el ex volante dirigiendo al tricampeón chileno.

Las caídas contra Argentinos Juniors y Melipilla lo obligaron a cambiar. Y acertó con los ingresos de Juan Fuentes y Juan Leiva. El ex O’Higgins no cometió fisuras en el marcaje frente a Gonzalo Bergessio, mientras que el zurdo le dio mucha dinámica y salida clara al mediocampo en el lugar de Luciano Aued.

Todo lo bueno que hizo La Franja en el primer tiempo vino de los pies de Marcelino Núñez. Instalado en gran parte de esos 45′ como enganche, no lo pudieron contener cada vez que encaró. En la izquierda, en tanto, se armó una peligrosa sociedad entre Edson Puch y Juan Cornejo, obligando a Brian Ocampo a defender más que desequilibrar con su velocidad.

A los 30′ llegó el merecido 1-0. José Pedro Fuenzalida provocó una mano dentro del área y Fernando Zampedri, otro de notable labor, remató esquinado y con potencia el penal. Recién en el final de la primera etapa, la visita comenzó a arrimarse al arco de Matías Dituro.

Católica sufrió poco, pero en la última jugada falló en las coberturas y Leandro Fernández fusiló al arquero argentino para marcar el empate con el que se fue el partido al descanso. Nacional comenzó mejor la etapa final, y parecía que La Franja sentía el impacto de la igualdad.

Pero, tal como ocurrió en la Supercopa ante Colo Colo, Poyet acertó los cambios. Sacó a unos disminuidos Puch y Fuenzalida por Diego Valencia y Clemente Montes. En la primera que tocó, el “Pollo” clavó un zurdazo al ángulo para el 2-1 en los 60′.

Después, fue todo del “Cleme”. La última media hora le perteneció, siendo absolutamente imparable y desbordando una y otra vez a la zaga del “Bolso”. Pudo liquidarlo en dos ocasiones, pero en la primera buscó a Zampedri cuando tenía ángulo de disparo, y en la segunda reventó el poste.

Recién en los 95′, cuando los forasteros ya estaban con 10 por la expulsión de Almeida tras un manotazo a Zampedri, llegó la tranquilidad. Núñez arrancó por el medio y lo habilitó a Montes, solo en la izquierda. Tras acomodarse, sacó un violento derechazo para el 3-1 definitivo.

Viene Unión La Calera el sábado, por el Torneo Nacional en San Carlos, y la revancha contra Argentinos el próximo miércoles en La Paternal. Paso a paso, La Franja tiene que ir retomando el nivel para seguir sosteniendo el proyecto de Gustavo Poyet.