El miércoles, con el empate ante Unión La Calera, La Franja logró el primer tricampeonato de su historia.

Por Equipo Radio de la Cato (agradecimientos a Teko Silva y Pilar Correa por sus colaboraciones).

Los hinchas cruzados seguimos de fiesta, luego de conseguir el primer tricampeonato de nuestra historia con el empate del miércoles ante Unión La Calera.

En un torneo marcado por la pandemia, la escuadra de Ariel Holan le sacó ocho puntos de ventaja a los “Cementeros”, y cerró la temporada este domingo con un triunfo ante la Universidad de Concepción.

Desde 1937, año de la fundación de nuestro club, hemos conseguido 15 títulos nacionales, siendo el tercero con más copas en el fútbol chileno.

Como Radio de la Cato, quisimos hacer un especial con los jugadores decisivos que brillaron en cada estrella. Lógicamente no fue una decisión fácil, y tenemos que claro que habrá discusión en algunos de los nombres elegidos.

1949: JOSÉ MANUEL MORENO. Quizás alguno considerará injusto dejar fuera al “Sapito” Livingstone, uno de nuestros ídolos históricos. Pero la realidad es que la presencia del “Charro” fue extremadamente fundamental para conseguir la primera corona. Es el extranjero más importante en la historia del fútbol chileno, y uno de los cinco mejores futbolistas de todos los tiempos según los periodistas más especializados. Jugó los 22 duelos del torneo, convirtiendo en ocho ocasiones, y fue clave para que el estadio Independencia estuviera lleno en cada partido de local.

1954: MIGUEL ÁNGEL MONTUORI. El argentino llegó proveniente de Racing en 1953, y un año más tarde demostró todas sus condiciones liderando la campaña que terminó con el título. Jugó 33 partidos y convirtió 22 goles, formando una implacable dupla ofensiva con Horacio Cisternas. En el Clásico Universitario marcó un triplete en el 5-0, en la que es hasta ahora la mayor goleada en la historia frente a la U.

1961: ALBERTO FOUILLIOUX. Acá no hubo mayor discusión. Tras igualar en puntaje con la U, “Tito” marcó el empate en la primera definición, y gracias a su doblete la UC se quedó con la Copa en un duelo memorable que terminó 3-2. Ganarle al “Ballet Azul”, equipo que conquistó cinco títulos en dicha década, fue una proeza inolvidable. El ex delantero, fallecido en 2018, jugó 26 duelos y anotó 16 tantos.

1966: IGNACIO PRIETO. Julio Gallardo fue el máximo anotador (15 festejos), y el Polo Vallejos fue indiscutido en el arco, recibiendo el promedio de un gol por partido (34 en igual cantidad de jornadas). Pero el puntal de esa oncena fue el otrora volante, aunque solo jugó en 18 ocasiones, anotando seis tantos. De hecho, esa campaña y la de 1967 (en que la UC terminó segunda), le permitieron dar el salto a Nacional de Uruguay, donde ganó las copas Libertadores e Intercontinental en 1971.

1984: JORGE ARAVENA. Los 18 años sin celebrar se cortaron gracias a una figura rutilante en el “Mortero”. Comandó, junto a Osvaldo Hurtado, cada ataque estudiantil. El zurdo marcó en 16 ocasiones, frente a 13 del “Arica”, siendo una de las mejores duplas de ese año.

1987: OSVALDO HURTADO. Tres años después, el ex delantero fue no solo el mejor jugador de la UC, sino que de todo el campeonato, que consagró a La Franja con una campaña prácticamente histórica. Solo perdió dos partidos (el segundo cuando ya era campeón), sacándole 10 puntos de diferencia a Colo Colo. “Arica” marcó 21 goles en 28 jornadas.

APERTURA 1997: ALBERTO ACOSTA. Una de las elecciones más difíciles de todas. En un elenco en el que Mario Lepe fue el líder dentro y fuera de la cancha, y el que mantenía el equilibrio junto a Jaime Pizarro, y en el que David Bisconti la rompió en su primer semestre con la Católica, siendo el máximo artillero del torneo, el corazón nos llevó a inclinarnos por el querido “Beto”. Fue su revancha personal después de lo vivido en 1994 y 1995, y abrió el camino al título con el último de sus 11 goles en el duelo decisivo ante ante Colo Colo.

APERTURA 2002: MIGUEL RAMÍREZ. El nivel colectivo de esa UC fue maravilloso, y tuvo dos puntales claves en la campaña que terminó con la octava estrella. En ataque fue el goleador Arturo Norambuena, y en la zaga primó la experiencia y jerarquía del “Cheito”. Finalmente, nos inclinamos por el capitán por su liderazgo, regularidad y por ser el primero en levantar una copa local en San Carlos.

CLAUSURA 2005: JOSÉ MARÍA BULJUBASICH. Acá tampoco hubo cómo decidir otro nombre, pese a que cada titular brilló con luces propias. Lo del “Tati” fue, derechamente, histórico. Estuvo 1.352 minutos sin recibir goles, y solo le convirtieron tres en toda la fase regular. Además, en la definición a penales frente a la U en la final, marcó la diferencia tapando el remate de Waldo Ponce.

2010: MILOVAN MIROSEVIC. La imagen del “Milo” llorando arrodillado tras perder el Clausura 2009 frente a Colo Colo, pasó a ser la de un capitán eufórico que levantó la copa en la precordillera un año más tarde. Convirtió 19 veces, fue el máximo anotador del torneo, y apareció en los dos duelos que inclinaron la balanza definitivamente a favor de la UC, con su doblete en el Clásico Universitario y el penal del empate parcial en Calama en la penúltima fecha.

CLAUSURA 2016: JOSÉ PEDRO FUENZALIDA. Cristopher Toselli sostuvo a la UC en gran parte de ese semestre, pero en los dos momentos más decisivos el “Chapa” simplemente cambió la historia. Abrió la cuenta en el triunfo frente a la U, y su cabezazo ante Audax no solo nos dio el título, también borró de un plumazo los seis años de frustraciones y empezó a darle al club su época más ganadora.

APERTURA 2016: DIEGO BUONANOTTE-NICOLÁS CASTILLO. Romper esta dupla hubiera sido una decisión completamente errada. Lo que hicieron ambos en el bicampeonato fue espectacular. El “Enano” marcó ocho goles, mientras que el “Nico” festejó trece veces y entregó ocho asistencias. Entre los dos, además, montaron un espectáculo de lujo en Cavancha en el 6-2 ante Iquique, en el partido que, aunque no de forma oficial, le dio el título a nuestro equipo.

2018: LUCIANO AUED. Fue elegido el mejor jugador del campeonato, y con absoluto merecimiento. “Luli”, más allá de las atajadas de Matías Dituro, fue quien tomó las riendas de ese cuadro y el que siempre manejó los tiempos dentro de la cancha. Jugó 28 de las 30 fechas y convirtió cinco goles, siendo el más importante en la victoria ante Colo Colo.

2019: JOSÉ PEDRO FUENZALIDA. El “Chapa” es el único que se repite, y su campaña en el segundo bicampeonato lo amerita absolutamente. Tuvo su temporada más goleadora (convirtió 10 veces y fue el goleador del equipo) y apareció en cada uno de los partidos importantes que ganó la Católica, como los clásicos de la primera rueda ante Colo Colo y la U.

2020: MATÍAS DITURO. El argentino, quien había sido decisivo en 2018, volvió a serlo en el certamen que ya terminó para el club. Sus atajadas contra Pablo Aránguiz, Rodrigo Holgado, Diego Orellana, Michael Fuentes y la de esta semana contra Andrés Vilches, en un jugada que pudo mandar la definición a este fin de semana, terminaron resultando fundamentales para la obtención del Tri. Fue, por lejos, el mejor jugador del campeonato.