El ex delantero, goleador en el Clausura 2005, habló en exclusiva con Radio de la Cato sobre aquel título, su paso por el club y la actualidad de La Franja.

Por Alberto Stephens

Ignacio Quinteros fue una de las grandes figuras que tuvo la UC en el título del Clausura 2005. El “Nacho”, además, se consagró como el goleador del equipo con 10 anotaciones, pese a que no siempre fue titular y debió alternar la delantera con Eduardo Rubio y Jorge “Polo” Quinteros.

En conversación exclusiva con Radio de la Cato, el ex delantero recordó cómo se gestó su arriba a la Católica. “Yo quería salir de México por problemas contractuales con el Puebla. Estando en Chile, tuve una opción de ir a Palestino con Fernando Carvallo, pero cuando mi representante me dijo que Católica me quería ni lo dudé. Estoy muy agradecido de que Andrés Tupper (ex presidente de la Rama de Fútbol) y Jorge Pellicer hayan confiado en mí”, indicó.

Respecto a su inserción a un plantel que venía armado de los dos últimos torneos, el “Nacho” aseguró que “para mí fue muy importante Francisco Arrué, a quien conocía de Colo Colo. Me ayudó muchísimo, y eso facilitó la relación con el resto de mis compañeros. Más allá de ser un grupo con algunos nombres experimentados y otros jóvenes, la convivencia era espectacular y eso fue clave para ser semifinalistas de la Copa Sudamericana y poder ganar el Torneo Nacional”.

A propósito de aquella semifinal con Boca Juniors, el formado en los albos comentó que “pensábamos que empatando en Argentina teníamos gran parte de la clasificación lista, porque en La Bombonera jugamos un partidazo. Lamentablemente, no nos alcanzó porque ese Boca tenía demasiada jerarquía. Pero, más allá de la eliminación, sabíamos que teníamos un equipazo y eso nos motivó a seguir adelante en el campeonato local, lo que a la larga nos sirvió para ganar el título”.

Frente a Cobreloa, en los cuartos de final de ese certamen, Quinteros anotó dos de los tantos más importantes de su carrera. “La gente de la UC sigue valorando los goles que hice. También me tocó convertir en la ida en Calama, pero nunca voy a olvidar ese partido en San Carlos. Partimos 1-0 abajo y era un rival muy difícil. Afortunadamente pude anotar y darle el pase a semis al equipo, porque lo merecíamos”, dijo.

Quinteros también rememoró la final ante la U. “Jorge siempre fue un tipo muy tranquilo y cercano, sin importar el resultado o cómo estuviéramos jugando. Yo no esperaba patear en la definición, porque nunca me caractericé por tirar penales, pero me dijo que tenía toda su confianza. Me tocó el penal más complejo además, justo después de que el “Tati” se lo atajara a Waldo Ponce. Cuando lo tapó, como grupo sabíamos que dependía solo de nosotros, eso disminuyó la presión de lanzar y pudimos ganarle a la U”, apuntó.

Después de ese semestre, las cosas no fueron fáciles para La Franja, y así lo reconoció el otrora ariete. “La eliminación en la Libertadores, en el último minuto ante Tigres, dolió muchísimo. Hicimos una gran primera fase, ganándole a Deportivo Cali en Colombia y empatando con un tremendo equipo como Corinthians en Brasil. Tampoco pudimos refrendarlo en el Torneo Nacional, con las eliminaciones ante la U y Audax en los playoffs. Obviamente eso afectó a todo el proceso y terminó con la salida de Jorge”, comentó.

Pasando a la actualidad, el “Nacho” valora el gran trabajo que ha hecho el club a nivel institucional. “Las diferencias entre los proyectos de la UC con el resto del fútbol chileno, particularmente de Colo Colo y la U, son abismales. Más allá del técnico de turno, viene haciendo las cosas muy bien y eso no solo se ha traducido en títulos, también en un orden claro en todo ámbito. Espero que pueda conseguir buenos resultados en la Copa Libertadores, porque hay plantel y una institución seria que permite un gran trabajo”.

Consultado por Ariel Holan, Luis Ignacio tuvo solo elogios. “Es un entrenador tremendamente capacitado, que realizó muy buenas campañas con Independiente, al que sacó campeón de la Copa Sudamericana. Siempre el planteo de los partidos va a depender del DT y de cómo trabaje, y en eso Holan me parece de los mejores que hay”, expresó.

Más allá de su formación en Macul, Quinteros cerró la conversación revelando que su paso por Los Cruzados fue fundamental en su carrera. “Es cierto, todo el mundo sabe que por Colo Colo tengo un cariño especial, porque también salí campeón. Pero el título con Católica me marcó mucho. Fui goleador, le ganamos al clásico rival y tuve la oportunidad de ser parte de un gran club. Eso nunca se olvida y siempre estaré agradecido de haber podido jugar en la UC”, culminó.