El técnico uruguayo, en conversación con La Tercera, también habló de su propuesta futbolística y de cómo Martín Lasarte fue clave para confirmar su decisión de llegar al tricampeón chileno.

Gustavo Poyet ya comenzó sus trabajos futbolísticos con Universidad Católica, después de hacer la cuarentena obligatoria tras llegar al país la semana pasada, y ser presentado oficialmente el viernes 5 de marzo.

En su primera entrevista formal a los medios de comunicación, el uruguayo habló con La Tercera y esgrimió las razones para firmar por el tricampeón chileno. “Recibí información muy positiva. De orden, de organización, de cumplir, de gente muy realista y que lo que se dice, se hace. Fue realmente positiva. Y no estoy hablando de una persona, estoy hablando de mucha gente. Entonces, cuando todo coincide, creo que es simple la conclusión”, indicó.

Continuando esa misma línea, el ex entrenador del Bordeaux francés reveló cómo una conversación con Martín Lasarte fue clave para ratificar su determinación. “Habla fenomenal de Católica. Solo tiene palabras positivas para todo, para la ciudad, para la gente. Lo de Martín fue ya la confirmación final. Yo ya estaba acá, evidentemente. Ya había tomado la decisión, pero tener la oportunidad de hablar con él y que te recontra confirme todo lo que te habían dicho, creo que es inclusive más alegría”, señaló.

Al ser consultado por la propuesta futbolística que intentará darle a La Franja, el otrora volante aseguró que “buscaremos utilizar cosas de Quinteros y de Holan, especialmente lo de Holan, porque es lo más cercano. Tenemos cosas parecidas: Similitud en el tema del sistema, de la pelota, de ser protagonista, de ganar, porque, al fin y al cabo, Católica tiene que jugar para ganar y buscar el tetracampeonato, una responsabilidad que me encanta. A partir de ahí, los pequeños detalles se irán viendo a medida que pasen las jornadas”.

Respecto a qué aspecto será fundamental dentro de la cancha, el campeón de América en 1995 no dejó espacio a las dudas. “Vamos a intentar de a poco y con inteligencia, con mucho cuidado y control, subir un poquito la intensidad. Algunos aspectos, si insistimos de una manera correcta, evidentemente ganando, sería una de las prioridades, sobre todo, por el tema de competir un poquito mejor en torneos internacionales”.

Por último, sobre los futbolistas más jóvenes, Poyet declaró que “si son buenos y están capacitados van a jugar. Ya sabemos lo que significan jugadores como Nacho Saavedra, que es joven y parece que ya fuera uno de los más experimentados del equipo. Pero cualquiera, podría nombrar a todos. Van a tener su oportunidad y si son lo suficientemente buenos como para ganarse el puesto, jugarán. No importará la edad. Y si no, los utilizaremos lo máximo posible, porque necesitamos de todo el plantel.