El presidente de Cruzados también analizó la modernización del estadio y comentó sobre ejercer medidas legales contra quienes sean identificados en los destrozos.

Fuerte y claro habló Juan Tagle este viernes en conferencia de prensa, al ser consultado por los incidentes del pasado domingo en San Carlos de Apoquindo.

El presidente de Cruzados no dejó dudas sobre su postura respecto a las violentas acciones de un grupo minoritario. “Además de medidas extraordinarias para el próximo partido, la postura del Directorio es ejercer las acciones legales a las personas específicas que vayamos identificando, por tanto contaremos con asesoría legal especializada en materia penal. Esto no será una sanción generalizada contra los que resulten responsables, sino que será contra las personas específicas que nosotros vayamos identificando”, sentenció.

Respecto a la modernización del recinto, el otrora director aseguró que “no queremos perder la modernización y ampliación del estadio. Sería una frustración muy grande que por un grupo muy minoritario que quiera traer esa violencia, se ponga en riesgo el proyecto más emblemático de modernización”.

Sobre tomar la misma medida de Universidad de Chile (cerrar una galería), el abogado respondió que “no estamos evaluando reducciones de aforo y menos cerrar galerías. Creemos que será posible evitar problemas adoptando medidas de seguridad de infraestructura, de seguridad privada y a nivel de estrategia e inteligencia”.

Además, Tagle desestimó que ellos hayan coordinado el ingreso de Carabineros. “La decisión de entrar al estadio es de Carabineros, no nos corresponde a nosotros, no tenemos la facultad y me parece que ellos hacen también una autocrítica de cómo se ingresó. Muchas veces agrava el problema, pero también tenemos que tener claro que muchas veces es necesaria la presencia policial”, indicó.