Estadio Hernán Ramírez Villegas

Los colombianos aprovecharon dos errores, en el final del primer tiempo, para convertir los tantos que les dieron la victoria en Pereira.

Universidad Católica cumplió 15 años sin ganar en su debut en la Copa Libertadores. Y perdió por tercera vez consecutiva: Repitiendo lo ocurrido contra Libertad en 2019, e Inter en 2020, los pupilos de Gustavo Poyet se inclinaron 0-2 en Colombia ante Atlético Nacional.

La Franja mejoró en relación a lo que mostró el pasado viernes frente a Curicó Unido. Se vio un equipo mucho más ordenado, que presionó en campo rival y al que no le llegaron con tanto peligro. El gran problema que tuvo fue la separación de sus líneas y que prácticamente no contó con ocasiones de gol.

El elenco comandado por Alexander Guimaraes, después de una media hora pareja y en la que tuvo la mejor opción de abrir la cuenta con un remate de Jefferson Duque bien contenido por Matías Dituro, empezó a marcar diferencias con su velocidad y ritmo de tres cuartos de cancha hacia arriba.

De todos modos, el 1-0 llegó después de una notoria descoordinación defensiva del tricampeón chileno. Tras un córner, nadie fue a pelear la segunda pelota. Duque, libre de marcas, metió el centro y Andrés Andrade, absolutamente solo en el segundo palo, definió con un toque sutil (39′).

Católica sintió el golpe, y en el cierre del primer lapso recibió el combo que la dejó noqueada. Jarlan Barrera desarticuló la presión con un taco exquisito, Baldomero Perlaza metió un gran pase profundo y, después de que Valber Huerta se resbalara, Duque fusiló a Dituro con un derechazo cruzado (45′).

Poyet, buscando de entrada el descuento, puso a Gonzalo Tapia por Raimundo Rebolledo. El joven delantero cruzado entró activo, pero poco a poco fue sintiendo el rigor de la competencia internacional, sucumbiendo ante la intensa marca de los cafeteros y saliendo lesionado. Es muy posible que sea otro desgarro, lo que lo dejaría totalmente al margen del duelo del miércoles contra Argentinos Juniors.

También ingresaron Diego Valencia, Juan Cornejo y Juan Leiva antes de los 15′ de la etapa complementaria. Los dos últimos le dieron un necesario aire a Los Cruzados, el primero con salida clara por la izquierda y el ex La Calera con buen manejo de pelota y anulando a los creativos del conjunto local.

José Pedro Fuenzalida tuvo el descuento en una de las dos ocasiones claras que tuvo Católica, pero su remate, tras una buena combinación con Tapia, fue contenido de buena forma por Aldair Quintana a los 58′. Nacional cerró espacios, metió piernas descansadas y cerró una noche tranquila, más allá del cabezazo de Fernando Zampedri que se fue pegado al poste derecho en los descuentos.

Triunfo justo y merecido de los “Verdolagas” frente a un rival que, si bien creció en comparación a sus partidos más recientes, sigue teniendo una marcha menos en lo físico y futbolístico. Frente al “Bicho Colorado”, en la segunda fecha la próxima semana, los tres puntos son más que una obligación.