El defensor de la UC, quien está a préstamo por esta temporada, espera que la dirigencia le compre su pase a Antofagasta.

Tomás Asta-Buruaga fue uno de los tres refuerzos que llegó a comienzos de año a Universidad Católica, aunque para él no se trata de un club más: llegó a los 13 años a las inferiores y dio la vuelta larga para volver.

El defensor conversó con En Cancha y reveló sus sentimientos al ser parte del plantel de Ariel Holan. “Fue un sueño haber recibido esa llamada porque querían contar conmigo, entonces, ni lo dudé, al tiro le dije que sí al club de mis amores. Estoy muy contento de haber llegado y espero estar mucho tiempo, y conseguir cosas importantes”, señaló.

Respecto a la competencia que existe en el equipo por ser titular, el ex Unión Española seguró que “son jugadores muy experimentados y eso lo ve de lleno el cuerpo técnico. Yo sólo tengo que hacer las cosas bien en los entrenamientos, para, cuando me toque mi oportunidad nuevamente, estar preparado”.

Sobre su principal deseo para el futuro, el central no dejó dudas. “He dicho que mi objetivo personal es que Universidad Católica realice esta opción de compra, consolidarme en el club y ser alguien importante, y conseguir cosas importantes dentro de esta institución, como lo ha hecho en este último tiempo”, indicó.